De acuerdo con el Reglamento (UE) 2017/852 sobre el mercurio, a partir del 1 de enero de 2019 los operadores de los gabinetes dentales que utilicen amalgama dental, que retiren empastes o extraigan dientes que contengan dicha sustancia, estarán obligados a contar con separadores de amalgama para retener y recoger estas partículas, incluidas las contenidas en el agua usada.

Si no tienes tiempo de ojear la normativa te preparamos un resumen

¿Todavía no estás al día con esta normativa? haz click aqui y soluciónalo hoy mismo.