1.- ¿Cuándo es necesario instalar el separador de Amalgama dental?

El Reglamento (UE) 2017/852 del parlamento europeo sobre el mercurio y por el que se deroga el Reglamento (CE) n.o 1102/2008, entro en vigor el pasado mes de mayo del año 2017 y se hará efectivo el próximo día 1 de enero de 2019, fecha límite en la que nuestras clínicas deberán disponer del sistema de separación de amalgama cuya tasa de separación/retención deberá ser superior al 95%.

2.- ¿Cuántos tipos de aspiración existen?

Existen dos tipos de aspiración:

Aspiración Húmeda: El aire y las secreciones son aspiradas hasta el motor de aspiración y es imprescindible contar con desagüe en la sala de máquinas.

Aspiración Seca: Solo el aire que aspiramos es transportado hasta el motor de aspiración. La separación del aire y líquido aspirado se realiza en el propio equipo (grupo híbrido/escupidera).

3.- ¿Tengo que modificar algo en mi equipo si ya dispongo de motor de aspiración húmeda?

Sí. En el caso de que la aspiración sea húmeda, además de la adaptación o cambio en el motor de aspiración de un sistema de separación de amalgama (si no se dispone de él), se debe instalar en el equipo una válvula de escupidera (transporta los líquidos vertidos en la taza/escupidera al motor de aspiración), de manera que los residuos vertidos en la taza que puedan contener partículas de amalgama también son separados o retenidos por el separador de amalgama.

4.- ¿Qué sistema es el que mejor me conviene?

Dependerá del sistema de aspiración que tengas instalado en tu clínica y si tienes la posibilidad de instalar un desagüe en la ubicación (sala de máquinas) del motor de aspiración. Si es posible instalar un desagüe en la sala de máquinas o si ya dispones de él, sin duda la instalación de un sistema de aspiración húmeda provisto de separador de amalgama es la mejor opción, (no te olvides de la válvula de escupidera en el equipo). Esta es la mejor opción ya que retiramos/anulamos el sistema de separación del interior del equipo, restamos una pieza muy susceptible de averías.

Si no es así y es imposible instalarlo, deberá instalar un sistema de separación dentro/al lado del grupo hídrico, añadiendo una pieza más al sistema de aspiración, en lugar de restarle una pieza si sustituyera la aspiración seca por húmeda.

5.- Si yo instalo el separador de amalgama, pero no quiero colocar una válvula de escupidera en el equipo ¿cumplo con el Reglamento?

NO, ya que las partículas de amalgama vertidas en la taza irán directas a desagüe, por lo que no estaremos realizando una separación correcta, para realizar una separación de todas las partículas de amalgama en las extracciones (aspiradas y vertidas) es necesaria la instalación de un dispositivo que transporte al motor de aspiración (separador de amalgama) el líquido vertido en la taza/escupidera.

6.- ¿Cuándo una clínica está obligada a instalar un separador de amalgama dental?

Únicamente en el caso de que las clínicas dentales realicen actividades con amalgamas, deberán contar obligatoriamente con separadores de amalgama.

Esta obligatoriedad se refiere no solo a la utilización de amalgama, sino también a la retirada de empastes o extracción de piezas dentales que contengan en ambos casos este material.

7.- ¿Todos mis equipos deben disponer de este sistema?

En principio no es preciso que todos los equipos de una clínica dental deban disponer del sistema de separación de amalgama, tan solo deberán tenerlo aquellos que realicen las actividades con amalgamas dentales indicadas anteriormente y bajo las condiciones establecidas en el art. 10.4 del Reglamento, el cual indica textualmente:

Art. 10.4: Amalgama dental

A partir del 1 de enero de 2019, los operadores de los gabinetes dentales que utilicen amalgama dental o que retiren empastes de amalgama dental o extraigan dientes que contengan dichas amalgamas garantizarán que sus gabinetes cuentan con separadores de amalgama para retener y recoger las partículas de amalgama, incluidas las contenidas en el agua usada.

Dichos operadores velarán porque:

  1. a) Los separadores de amalgama puestos en servicio a partir del 1 de enero de 2018 garanticen un nivel de retención de, como mínimo, el 95 % de las partículas de amalgama;

  1. b) A partir del 1 de enero de 2021, todos los separadores de amalgama en uso garanticen el nivel de retención especificado en la letra (a)

 

  1. c) Los separadores de amalgama se mantendrán de acuerdo con las instrucciones del fabricante para garantizar el nivel más elevado posible de retención